martes, 11 de agosto de 2009

PROCESOS BIOLOGICOS- PLAGAS FORESTALES


Galerías hechas por un perforador del género Tomicus.


Imago del Lepidoptero Paranthrene tabaniformis

crisálida de Procesionaria del pino,(Taumetophoea pitiocampa), las orugas son defoliadoras de Pinos.



Trampa de feromonas utilizada para la procesionaria principalmente.

trampa de feromonas utilizada para defoliadores de especies del género Quercus(Encinas,Alcornoques.....).

Tradicionalmente las plagas forestales y agrícolas formadas tanto por insectos como por hongos, han dado muchos quebraderos de cabeza a los hombres que han hecho del monte y sus aprovechamientos un modo de vida, lógicamente son muchos los daños ocasionados cuando se constituye una de estas plagas, los tratamientos químicos, son costosos y agresivos con el medio produciendo daños irreparables en otras especies que nada tienen que ver.
Estas plagas que ocasionan estos daños están constituidas por unos insectos, que en condiciones ecológicas normales cumplen un papel importantísimo en el equilibrio de los ecosistemas siendo beneficiosos para las masas forestales.
Por ejemplo en el caso de los defoliadores(comedores de hojas), contribuyen al aclareo del follaje del árbol favoreciendo la entrada de luz a las partes interiores del mismo y contribuyendo a la correcta regeneración del árbol, y es que la madre naturaleza no contó con nuestras modernas motosierras, por eso encargó esa labor a los insectos.
Los insectos perforadores (comedores de madera), ponen sus huevos en arboles enfermos o dañados que ocupan y compiten con el regenerado, sus larvas se alimentan de la madera de estos arboles moribundos, construyendo galerías en el interior del tronco, acelerando la muerte del árbol y con el apoyo de los antes mencionados hongos, contribuyen a su rápida descomposición y su paso de nuevo a la cadena alimenticia, como veis un engranaje perfecto, en el que esos bichejos tienen un papel protagonista.
¿Entonces cual es problema?, venga, a ver quien acierta, pues sí, el desequilibrio creado por el hombre, ha hecho que el debilitamiento del arbolado sea mas que ostensible y os pongo un ejemplo.
Volvemos con el tan mencionado cambio climático, nuestro clima es un clima seco, eso es cierto, y las especies que habitan nuestros campos están adaptadas a estas condiciones climáticas, pero no es menos cierto que dicho cambio climático, alarga los periodos secos y acorta los lluviosos, el árbol se debilita, y ¿a quien ataca el insecto?, al árbol débil, a mas comida fácil, mayor proliferación de la especie ocupante, a esto hay que unir el tremendo descenso del mayor controlador de plagas natural que existe, y que son ni mas ni menos que las aves insectívoras, masacradas durante años y apuntilladas por los insecticidas utilizados en el campo, dañinos y costosos, ¡manda narices!.
La conclusión es bien clara, lo mas sencillo en el control de plagas es simplemente dejar que la naturaleza siga su curso, cuidarla tal cual, lo que pasa es que en algunos casos el daño es tan grave que cuesta recuperarse.
Actualmente se apuesta por el control de plagas con trampas de feromonas(hormonas sexuales), que atraen a los machos en el estadío de imago del insecto, desde luego es lo menos agresivo y lo menos costoso.
En las fotos superiores tenemos varios ejemplos de estos tipos de trampa.
Fotos:Mariano Martínez Aguilar.




No hay comentarios: